Negociaciones Cross-Culturales

Muchas personas piensan que las negociaciones cross-culturales son muy fáciles. Sin embargo no toman a consideración que tanto pueden cambiar las culturas de un lugar a otro. Por ejemplo, como se percibe un saludo en China o en Japón es muy diferente a un saludo Latinoamericano. Estas pequeñas diferencias pueden hacer que una negociación termine en un caos total. Yo recomiendo mucho antes de ir o recibir cualquier invitado de otra cultura (puede ser de tu mismo país, pero con una cultura distinta) investigar primero sobre esa cultura y tratar de aprender todo lo que podamos de la misma.

Durante mis años, pude apreciar como muchos proyectos no llegaban a su auge por lo mismo. Como también personas que venían de otros países y no lograron acoplarse por el famoso choque cultural. Por eso es bueno saber que si te gusta el frio, por ejemplo, y no te gusta la arena o el calor tal vez una ciudad como Miami no sea de tu agrado. Mientras que si te gusta mucho la playa y el calor, si te mudas a una ciudad como Londres puedas sufrir mucho. Lo mismo pasa con las personas que se confían y esperan que los demás se acoplen a ellas. Nunca puedes estar seguro que tu compañero de negocios sea abierto totalmente a conocer tu cultura. Pero tampoco se trata de negar o cambiar la cultura de uno mismo. Se trata más de encontrarse en un punto medio donde ambos se sientan cómodos platicando y compartiendo ideas.

Los sentimientos

1

Los sentimientos forman parte de cada ser humano y no es algo que podamos simplemente dejar en casa cuando asistimos al trabajo y mucho menos cuando dicho trabajo requiere la interacción con otras personas que están intentando trabajar por un objetivo común como equipo. Por eso es tan importante que lo tomes en cuenta si tu objetivo es obtener el éxito en lo que te propongas.

Para ello, tienes que tener muy claro el concepto de sentimiento “un sentimiento es un estado del ánimo que se produce por causas que lo impresionan, y éstas pueden ser alegres y felices, o dolorosas y tristes. El sentimiento surge como resultado de una emoción que permite que el sujeto sea consciente de su estado anímico”.
Es decir, es algo de lo que eres consciente y que al estar ligado a tus emociones puedes controlar si así lo requieres. Y el control de estos sentimientos es el que determinará tu éxito dentro de un equipo y por lo tanto el del propio equipo.

Recuerda, siempre tendrás que lidiar con personas o con acciones particulares dentro del equipo que no serán de tu agrado, pero es tu deber dejar de lado el sentimiento y dejar que te guíe tu buen juicio. Además, si hablamos de una persona, tu deber es encontrar la forma de lidiar con el conflicto, llegar a acuerdos y mejorar tu relación con ella, sólo así podrás cumplir los objetivos del equipo.

Síndrome de superioridad

sabelotodo

¿Quién no ha tenido que lidiar con un compañero quien se considera un “sabelotodo”? Creo que todos alguna vez en nuestra vidas ya sea como profesionales ó como estudiantes ó en ambas hemos tenido que lidiar con ese peculiar personaje. Una experiencia para nada agradable y por el contrario muy estresante.

El “sabelotodo” es aquél compañero que comparte su pensamiento a todo momento (inclusive cuando no se le pide) y discute arduamente para defender su opinión, una opinión que la mayoría de las veces no es la correcta o la deseada por el grupo pero para él/ella si lo es y lo hace notar (lo hace notar demasiado).

Lo peor que podría hacer el resto del grupo es hacerle caso o dejarse llevar por sus palabras vacías. En un grupo de trabajo debe de triunfar la mayoría sino ¿cuál sería el fin de trabajar en equipo?. Algunas personas dejan intimidarse por estos personajes y cambian su forma de trabajo y pensamiento para adoptar el propuesto por el “sabelotodo”, la mayoría de las veces terminan arrepintiéndose y con malos resultados.

En mi caso el compañero decidió salir del equipo llevándose con él la mitad del capital con el que contábamos, un problema que resolvimos pidiendo un préstamo exprés a una compañía dedicada a dar préstamos rápidos y de fácil acceso mediante el uso de tu celular (les dejo el link por si llegasen a necesitarlo: Ferratum). Nadie es indispensable en un grupo de trabajo, nisiquiera teniendo dinero.

Lo mejor que el resto del grupo podría hacer es hablar con la persona y dejar muy en claro el pensamiento y sentir del grupo, haciéndole entender la necesidad de un cambio por su parte. Las consecuencias puede que no sean del todo amenas ya que podría provocar fricciones en la relación personal y un ambiente de trabajo tenso, sin embargo también podría acabar con el problema.

Al final es inevitable toparse con estos compañeros de trabajo lo que si está en nuestras manos es cómo responder ante tal situación. Ya dependerá de cada personalidad y la unión de los demás integrantes del equipo el camino a tomar.