Negociaciones Cross-Culturales

Muchas personas piensan que las negociaciones cross-culturales son muy fáciles. Sin embargo no toman a consideración que tanto pueden cambiar las culturas de un lugar a otro. Por ejemplo, como se percibe un saludo en China o en Japón es muy diferente a un saludo Latinoamericano. Estas pequeñas diferencias pueden hacer que una negociación termine en un caos total. Yo recomiendo mucho antes de ir o recibir cualquier invitado de otra cultura (puede ser de tu mismo país, pero con una cultura distinta) investigar primero sobre esa cultura y tratar de aprender todo lo que podamos de la misma.

Durante mis años, pude apreciar como muchos proyectos no llegaban a su auge por lo mismo. Como también personas que venían de otros países y no lograron acoplarse por el famoso choque cultural. Por eso es bueno saber que si te gusta el frio, por ejemplo, y no te gusta la arena o el calor tal vez una ciudad como Miami no sea de tu agrado. Mientras que si te gusta mucho la playa y el calor, si te mudas a una ciudad como Londres puedas sufrir mucho. Lo mismo pasa con las personas que se confían y esperan que los demás se acoplen a ellas. Nunca puedes estar seguro que tu compañero de negocios sea abierto totalmente a conocer tu cultura. Pero tampoco se trata de negar o cambiar la cultura de uno mismo. Se trata más de encontrarse en un punto medio donde ambos se sientan cómodos platicando y compartiendo ideas.

Advertisements